Este bizcocho de queso mascarpone y mandarina light te encantará. Es un bizcocho súper esponjoso y sabroso.
He preparado la versión saludable para no tener remordimientos. Puedes prepararlo incluso con menos panela o el edulcorante que uses.
Utilizo la harina de espelta integral para ir variando pero puedes optar por harina de avena integral, harina de trigo integral…. La que más te guste.
Recuerda que es mejor matar el antojo de dulce con algo que cocines tu con comida real que con cualquier bolleria industrial.
Receta ideal también para los mas peques de la casa, es una apuesta segura y súper sana.

60 min
4
Fácil

Ingredientes

  • 4 huevos

  • 250 gr Harina de espelta integral

  • 150gr Panela (o edulcorante que tengas)

  • 200 gr Queso mascarpone

  • 12gr Levadura en polvo

  • 120gr de zumo de mandarina

  • Ralladura de 2 mandarinas

  • 80gr Aceite de girasol

Paso a Paso

  1. Precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo.

  2. Separa las claras del la yema, y empiza a batir las claras para que queden al punto de nieve. Cuano estén empezando a montarse añade 75gr (la mitad) de la panela o el edulcorante que uses y continúa montando. Ahora reserva las claras.

  3. Los otros 75gr de Panela o edulcorante que uses mezclalos con las yemas hasta que quede completamente integrado.

  4. Añade el queso mascarpone y continúa batiendo.

  5. Haremos lo mismo con el zumo de mandarina, el aceite y la ralladura. Mezcla bien.

  6. Toca añadir la harina y levadura, recuerda tamizarla ya que quedará mejor.

  7. Llega el momento de mezclar las claras reservadas con la segunda mezcla. Añade las claras poco a poco por partes y haz que se integre bien .

  8. Una vez listo, pasaremos a enmoldar. Pon una pizca de mantequilla o aceite en el molde.

  9. Pondremos la mezcla e introduciremos al horno durante unos 35-45min. Para saber si está listo pincha con un palillo y si sale limpio es que ya esta en su punto.

  10. Deja enfriar unos 15-20min y ahora ya puedes disfrutar de este riquísimo bizcocho saludable.

CONSEJO :

Si ves que se está quemando el bizcocho en el horno y aún le queda un ratito en el horno, pon papel de aluminio por encima.