La quinoa se cultiva principalmente en Bolivia y Perú, y su origen es muy antiguo, pues era usada por las civilizaciones Incas, hace millones de años atrás. Actualmente su empleo se ha intensificado en muchos países, con múltiples aplicaciones, como elemento de remedios naturales, incluso para la cosmética, hasta ingrediente de importantes ejemplos de la gastronomía internacional. Poco a poco se sigue incluyendo en nuestra vida, por esto es importante conocer de qué se trata, como se prepara y las implicaciones que trae su consumo.

¿Qué es la quinoa?

Es una planta alimenticia y un pseudocereal. Es un superalimento y uno de los más sanos, ya que cuenta con una enorme cantidad de nutrientes muy beneficios para mantener y cuidar la salud de nuestro cuerpo. Es fácil incluirla en los regímenes alimentarios y su consumo es similar al de los cereales. Una buena alimentación incluye la quinoa, sin importar la forma que se elija para disfrutar de ella.

Propiedades de la quinoa

En cuanto a sus propiedades destacan, que contiene hierro, magnesio, calcio, fósforo, proteínas y omega 6. Es perfecto para ayudar a controlar el colesterol y previene enfermedades cardiovasculares. También, regula los procesos de coagulación y contiene antioxidantes que permiten depurar el cuerpo. Otro de los elementos que posee es la fibra que mejora el tránsito intestinal y alivia el estreñimiento, contra la arteriosclerosis y la osteoporosis también funciona satisfactoriamente.

Asimismo, aporta aminoácidos que intervienen en el desarrollo cerebral, razón que la hace perfecta para incluirla en la dieta alimenticia de los niños. Permite adelgazar, por lo tanto para quienes hacen dieta es estupenda, al mismo tiempo, brinda una sensación de saciedad que erradica los antojos o la necesidad de picar entre comidas.  Además, combate la flacidez de la piel, por lo tanto es muy útil cuando se trata de erradicar la celulitis y las estrías.

También, fortalece el cabello, por esto la quinoa es utilizada para hacer remedios caseros que se aplican directamente sobre el área. Al igual que sobre la piel, ya que la hidrata, incluso es antiinflamatoria y cicatrizante. Para quienes sufren de migrañas, este alimento es uno de los mejores para eliminarla. Como si fuera poco, es anti estrés y una excelente fuente de energía para los deportistas o aquellos que constantemente están realizando actividad física, de aquí se extrae la razón por la cual se le denomina superalimento.

Para los pacientes que tienen un diagnóstico de cáncer también resulta como un alimento excelente, al igual que para los diabéticos, pues su contenido de azucares es realmente bajo. También, es una opción perfecta para las personas intolerantes al gluten. Además, contiene grasas buenas y necesarias para el organismo como el mega 3 y el omega 6. No cabe duda, que para nuestra salud es completamente necesaria.

Cómo cocinar la quinoa

En cuanto a su preparación, no se debe remojar pero si lavar muy bien con el fin de retirar la capa  que recubre o saponina, pues esta podría resultar dañina para el cuerpo humano. Luego se hierve entre 15 a 20 minutos, hasta que doble su volumen y adopte un color blanco, generalmente se espera hasta obtener la consistencia deseada. Es importante destacar, que contiene 341 calorías por cada 100 gramos.

Recetas con quinoa

Ahora bien, este alimento es muy versátil y se puede incluir en platillos dulces y salados, es increíble la enorme cantidad de presentaciones en la que se pueden disfrutar sus varios beneficios. Cabe destacar, que aunque existe una idea muy generalizada que su sabor o apariencia es poco agradable, esto no es cierto, pues las recetas con quinoa pueden ser realmente deliciosas. Por ejemplo se pueden preparar wraps y calabazas rellenos con este pseudocereal, sabrosos y divertidos muffins, panes y galletas.

De la misma manera, se puede comer con yogurt y frutas, con granola, guisada con arroz y hasta se pueden elaborar croquetas para rellenar hamburguesas. Sin embargo, otras formas maravillosas de consumirla son acompañadas de verduras o en las ensaladas, que mejores maneras de tener una alimentación balanceada.

Otras formas saludables de preparar la quinoa

Respecto a la quinoa con verduras, se pican en pequeños trozos zanahorias, pimentones, berenjenas, cebollas, brócoli, calabacín y otras de su preferencia, se puede agregar huevos, champiñones y pedacitos de pollo, posteriormente se ponen en un sartén al fuego con aceite de oliva, hasta que se doren. El siguiente paso es ponerlos en una bandeja y agregar la quinoa previamente cocida, cubrir con queso y hornearlo por 15 minutos, luego se deja reposar y está listo para degustar.

En el mismo orden de ideas la ensalada de quinoa también es sumamente deliciosa, en primer lugar se cocina este grandioso ingrediente, en seguida se pican en rebanadas o al gusto pepino, tomate, cebolla, pimiento rojo y hojas de cilantro, se mezclan en un bowl y se adereza con aceite de oliva, limón, sal y pimienta. Es un plato exquisito, fresco, sencillo y saludable.

Todo lo mencionado anteriormente es la respuesta de por qué la quinoa ha sido tan empleado durante los últimos años y hasta ha sido catalogado por muchas personas como un “alimento de moda”. Más que estar en la vanguardia gastronómica, es un ingrediente que merece la mayor atención y es fundamental incluirla en la alimentación diaria. Es conveniente destacar, para su mayor aprovechamiento, que este magnífico producto andino tiene larga durabilidad, pues solo basta guardarlo muy bien, para que se conserve por tiempo prolongado.

En resumen, la quinoa es uno de los mejores recursos que la naturaleza y las cordilleras andinas han podido ofrecer. Sus propiedades son simplemente maravillosas, y lo mejor es que con tan solo un ingrediente, el cuerpo pueda recibir tantos beneficios. Asimismo, que sea tan versátil en cuanto a su preparación brinda millones de posibilidades para poder disfrutarla, solo es cuestión de usar la imaginación y la creatividad para llevarla al paladar.

Otro gran aspecto favorable, es que sin importar la edad se pueden apreciar las ventajas del consumo de la quinoa, niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, pacientes con diferentes condiciones y deportistas, todos son candidatos perfectos para su consumo. Vale la pena atreverse a deleitarse con su sabor, ganar energías y el mejor estado de salud.