El huevo es muy rico y muy versátil, pues se puede preparar de una enorme cantidad de formas y en cualquiera se puede disfrutar de su sabor y por supuesto de sus propiedades y beneficios para tu salud.

Los arqueólogos han encontrado evidencias que demuestran que los antiguos chinos habían domesticado aves de corral hace más de 8.000 años. La cría de gallinas pronto se extendió por todo el mundo, y esto permitió a los seres humanos disponer fácilmente del huevo, uno de los alimentos más completos que existe.

Todo lo que rodea el mundo de la alimentación muchas veces está lleno de mitos, falsas creencias o informaciones contradictorias. ¿Qué hay pues de cierto y de falso en torno a este alimento?

propiedades-beneficios-de-comer-huevoPropiedades y beneficios del huevo

Aunque hace años varios atrás el consumo del huevo se asociaba al deterioro de la salud, por aumentar el colesterol, sin embargo, recientes estudios han desmentido esta afirmación y han revelado los innumerables aspectos positivos ligados al consumo del huevo.

Algunos de los más importantes son que contiene proteínas, hierro y zinc, previene defectos o enfermedades en la formación del feto y favorece su crecimiento.

Además, contribuye a la formación del tejido muscular, favorece la visión, protege el corazón, mejora las funciones del cerebro y cuidan los vasos sanguíneos.

Cabe destacar, que diversos estudios han confirmado que cuando se consume al desayuno, ayuda a adelgazar, reducen considerablemente el apetito y aumentan la energía. También, es un antioxidante y disminuye la hipertensión, combate la inflamación y mantiene los huesos fuertes.

En el mismo orden de ideas, los huevos contienen vitamina D que mantiene el cabello y las uñas saludables, incluso tienen el poder de mejorar el ánimo. Uno de los aspectos más positivos del huevo es que se puede consumir a diferentes horas en forma de tortilla, revueltos, fritos, cocidos o duros y son meriendas excelentes, hasta para los niños.

También puede ser complemento de otros platos, todo depende de la creatividad del comensal. En resumen, los huevos son un gran alimento, es importante superar las ideas negativas del pasado e incluirlo con más frecuencia en la alimentación diaria, tanto para niños como para adultos.

Valor nutricional del huevo

Nutricionalmente clasificamos el huevo como un alimento proteico. Las proteínas son imprescindibles en nuestra dieta, ya que estas son las encargadas de regenerar nuestros tejidos, es decir, van reparando el continuo desgaste que sufre nuestro organismo.

Las principales fuentes de proteína de nuestra dieta son la carne, el pescado y los huevos.

Al contrario que la proteína de origen vegetal (cereales, legumbres …), la proteína de la carne, el pescado y los huevos, se denomina de alto valor biológico, ya que aporta todos los aminoácidos esenciales para que se pueda llevar a cabo nuestra regeneración celular.

Estos aminoácidos esenciales son ocho, y a diferencia de otros alimentos, en el huevo se encuentran en unas proporciones óptimas.

Aparte de proteínas, el huevo también contiene bastante grasa (alrededor del 30%), el cual se encuentra mayoritariamente concentrado en la yema.

Clara de huevo

Así pues la clara del huevo es un alimento prácticamente libre de grasa, muy rico en agua y proteínas de alto valor biológico, y por ello muy utilizada para enriquecer dietas en este macronutriente.

Yema de huevo

La yema aporta vitaminas liposolubles A y D, pero principalmente es rica en grasas.

Las grasas que contiene la yema son básicamente ácidos grasos saturados y también colesterol, el cual está implicado en el aumento de las lipoproteínas de baja densidad (LDL), popularmente llamadas “colesterol malo”.

Así pues … el huevo hace subir el colesterol?

Huevos y colesterol

Si nos fijamos únicamente en su elevado contenido en colesterol es fácil afirmar que el consumo de huevos provoca el aumento de los niveles de colesterol en sangre.

Ahora bien, el huevo, aparte de grasas saturadas y colesterol, contiene otro tipo de grasas: los fosfolípidos o lecitina.

Estos son el componente principal de las membranas celulares e intervienen en la digestión de los lípidos y en su transporte a través del torrente circulatorio.

Mediante un proceso de esterificación los fosfolípidos contribuyen a disminuir los niveles elevados de colesterol LDL, y aumentar los niveles de las lipoproteínas de alta densidad (HDL), popularmente conocidas como “colesterol bueno”.

Por lo tanto podríamos decir que, a pesar del huevo es un alimento rico en colesterol, contiene otro tipo de grasa que contribuye a aumentar los niveles de HDL (colesterol bueno).

Cabe decir, pues, que no podemos atribuir al huevo toda la culpa del gran número de hipercolesterolemias que encontramos en nuestra sociedad hoy en día.

La causa de este aumento radica en la suma de diferentes malos hábitos alimentarios adquiridos durante años, entre los que destacan un abuso de alimentos ricos en grasas saturadas de origen animal (embutidos, quesos …), y no sólo al consumo de huevos.

¿Cuántos huevos podemos consumir semanalmente?

Esta es quizá una de las preguntas más formuladas alrededor del huevo.

Actualmente se recomienda el consumo de 3 a 4 huevos repartidos a lo largo de la semana, y si los acompañamos de alimentos ricos en esteroles y fibra mucho mejor.

También es recomendable que cuando comemos lo hacemos de uno en uno, así podremos incluir en 3 o 4 comidas a la semana y a la vez tendremos más elementos para dar variedad a nuestros menús.

Por otro lado, si cada vez comemos dos, sólo podremos consumir dos veces por semana y nos quedarán todavía muchas comidas en los que acabaremos incluyendo carne o pescado, los cuales, al igual que el huevo, también son alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol.

Más cosas del huevo

A diferencia de lo que a veces se piensa, el color de la cáscara del huevo no influye en absoluto en su valor nutricional, sino que depende única y exclusivamente de la raza de gallina, aportando todos los tipos de huevos de gallina las mismas cantidades de proteínas y grasas.

El color de la yema depende directamente del tipo de alimentación de la gallina, siendo más amarillo si ésta ha sido alimentada con maíz.

El huevo es un alimento portador de salmonela, esta bacteria se encuentra en la cáscara debido a la presencia de excrementos que puede haber.

Precisamente, para defenderse de esta contaminación, en la cáscara del huevo hay unos poros en forma de embudo para dificultar la entrada de estos microorganismos en el interior, y además alrededor de la cáscara se encuentra una capa protectora llamada cutícula, la cual también protege el interior del huevo, actuando como aislante.

Es por este motivo que no es aconsejable lavar los huevos antes de guardarlos en la nevera, porque destruiríamos esta cutícula y el riesgo de contaminación por salmonella se puede incrementar. En todo caso, hay sólo lavarlos antes de utilizarlos.

Y por último hay que recordar que debido a la elevada presencia de salmonela en el huevo, hay que extremar la higiene durante su manipulación y en ningún caso conservar alimentos elaborados con huevo crudo a temperatura ambiente.

Espero que te haya resultado interesante este post sobre los beneficios de comer huevo!

Como siempre, estaré encantada de que me dejes un comentario y que comparas en las redes sociales. Consideras el huevo un buen alimento?

NO TE PIERDAS MIS RECETAS VIP!

YA SOMOS +1000 PERSONAS EN ESTA COMUNIDAD QUE NOS GUSTA CUIDARNOS

- Aprenderás a cocinar sano

- Descubirás nuevas recetas increíbles y riquísimas

- Los mejores consejos de salud y nutrición en tu correo semanalmente

- Material exclusivo para la comunidad VIP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here